En 1738, junto con la biblioteca del príncipe que encontró su camino en Hofbibliothek en Viena.
Allí se encuentra en la actualidad.

Y finalmente el Evangelio de Bernabé fue traducido por los reverendos Londsdale Ragg y Laura Ragg y fue impreso en la prensa de Clarendon, en Oxford. Fue publicado por la Oxford University Press en 1907. Esta traducción en Inglés desapareció misteriosamente del mercado. Dos copias de esta traducción se sabe de su existencia, una está el Museo Británico y la otra en la Biblioteca del Congreso, Washington, DC. La primera edición fue de una copia de microfilm del libro en la Biblioteca del Congreso, Washington, DC.

En definitiva, aquí se muestra el evangelio de Bernabé en su totalidad que habla de las enseñanzas de Jesús y que anuncia en muchas citaciones al Profeta Muhammad (saw) y que la mayoría de los conceptos que se encuentran en el evangelio, concuerdan con los conceptos de del Islam.
Prueba de ello que el Islam siempre fue la religión escogida por Al-lah (swt) para la humanidad a  través de los tiempos enviando diferentes Profetas y mensajeros para difundir siempre la misma idea.

También hay que recordar que a aparte de las menciones  directas y claras que se hace a Muhammad (saw) en este verdadero evangelio de Jesús,  se ha podido demostrar que Muhammad (saw) también es anunciado por la Biblia, en el apartado anterior de “MUHAMMAD ES ANUNCIADO EN LA BIBLIA”, muy a pesar de los intentos de la Iglesia de tapar la luz de la verdad.

Recordemos que en el cantar de los contares de Salomón, en hebreo y con caracteres romanos 5:16

חִכֹּו֙ מַֽמְתַקִּ֔ים וְכֻלֹּ֖ו מַחֲמַדִּ ֑ים זֶ֤ה דֹודִי֙ וְזֶ֣ה רֵעִ֔י בְּנֹ֖ות יְרוּשָׁלִָֽם׃

“Hikko mahittadim kikuyo MUHAMMADIM zehdudi vezem raai Benute yapus halam”

En la traducción española sería:

“Su paladar dulcísimo, Él es MUHAMMADIM. Este es mi amado y este es mi amigo, Oh hijas de Jerusalén”








252