la ciudad de David un niño que es un pesebre, con su madre, la cual bendice a Dios>>. Y cuando él hubo dicho esto, vino una gran multitud de ángeles bendiciendo a Dios, anunciando paz a los hombres de buena voluntad. Cuando los ángeles se fueron, los pastores hablaron entre ellos, diciendo: <<Vayamos hasta Belén, y veamos la palabra que Dios nos ha anunciado por medio de Su ángel>>. Acudieron muchos pastores a Belén buscando al niño recién nacido, y encontraron fuera de la ciudad que el niño había nacido, según lo dicho por el ángel, y estaba acostado en un pesebre. Ellos por lo tanto le rindieron homenaje, y le dieron a la madre lo que ellos tenía, anunciándole lo que ellos habían visto y oído. María entonces guardaba todas esta cosas en su corazón, y José similarmente, dando gracias a Dios. Los pastores regresaron a sus rebaños, anunciando a todos qué gran cosa habían visto. Y así todo el país de Judea se llenó de temor, y todo hombre a quien llegaban estas noticias las guardaba en su corazón y decía: <<Nos preguntamos, ¿qué será este niño?>>.

5.    CIRCUNCISION DE JESUS

Cuando se cumplieron los ocho días según la Ley del Señor, como está escrito en el libro de Moisés, tomaron al niño y lo llevaron al templo para circuncidarlo. Y así, circuncidaron al niño, y le dieron el nombre Jesús, como el ángel del Señor había dicho antes de que fuese concebido en el vientre. María y José sintieron que el niño debería ser para la salvación y ruina de muchos. Mientras tanto, ellos temían a Dios, y cuidaban al niño, con temor a Dios.

6.    TRES MAGOS SON CONDUCIDOS POR UNA ESTRELLA DESDE ORIENTE A JUDEA, Y HALLANDO A JESUS, LE RINDEN HOMENAJE Y LE DAN REGALOS.

En el reinado de Herodes, rey de Judea, cuando nació Jesús, tres magos del Oriente observaban las estrellas del cielo. Entonces apareció ante ellos una estrella de gran brillantez, por lo que, habiendo discutido entre ellos, decidieron acudir a Judea, guiados por la estrella, la cual iba ante ellos, y habiendo llegado a Jerusalén, preguntaron dónde había nacido el Rey de los Judíos. Y cuando Herodes escuchó esto se sintió atemorizado, y toda la ciudad se vio alterada. Herodes, por tanto, convocó a los sacerdotes y escribas, diciendo: <<¿Dónde debería nacer el Cristo?>>. Ellos respondieron que él había de nacer en Belén, pues está escrito por el Profeta: <<Y tú, Belén, no eres pequeña entre las princesas de Judea, pues de ti saldrá un líder, el cual conducirá a Mi pueblo, Israel>>.

Entonces Herodes llamó a los magos y les preguntó a qué habían venido; y ellos contestaron que habían visto una estrella en el Oriente, la cual los había guiado hasta allí, y que ellos deseaban rendir homenaje con regalos a este nuevo rey manifestado por su estrella.

Entonces dijo Herodes: <<Id a Belén y buscad con toda diligencia al niño; y cuando lo hayáis encontrado, venid y decídmelo, ya que yo también quisiera acudir y rendirle homenaje>>. Pero esto lo dijo engañosamente.

7.    LA VISITA DE LOS MAGOS A JESUS, Y SU REGRESO A SU PAIS, ADVERTIDOS EN UN SUEÑO

Los magos, por tanto, partieron de Jerusalén, y hé aquí que la estrella que se había aparecido ante ellos en el Oriente fue delante de ellos. Al ver la estrella los magos se llenaron de alegría. Y así, habiendo venido a Belén. fuera de la ciudad, vieron que la estrella se detenía sobre el albergue donde había nacido Jesús. Los magos entonces avanzaron y entrando al albergue encontraron al niño con su

263