17.    EN ESTE CAPÍTULO SE PERCIBE CLARAMENTE LA INFIDELIDAD DE LOS CRISTIANOS Y LA VERDADERA FE DE LOS CREYENTES

Cuando Jesús hubo dicho esto, contestó Felipe: <<Estamos contentos de servir a Dios, pero deseamos, sin embargo, conocer a Dios, ya que Isaías, el Profeta, dijo: "Verdaderamente Tú eres un Dios escondido", y dijo Dios a Moisés, Su siervo: "Yo soy el que soy">>. Jesús contestó: <<Felipe, Dios es un bien sin el cual no hay nada que bueno; Dios es un Ser sin el cual no hay nada que sea; Dios es una vida sin la cual no hay nada que viva; tan Grande es El, que llena todo y está en todas partes. El, siendo Unico, no tiene igual. El no tuvo principio, no tendrá jamás un fin, pero a todo ha dado El un principio, y a todo le dará un fin. El no tiene padre, ni madre; El no tiene hijos, ni hermanos, ni compañeros. Y como Dios no tiene cuerpo, por tanto el no come, ni duerme, ni muere, ni camina, ni se mueve, sino que vive eternamente sin similitud humana, ya que El es Incorpóreo, Incompuesto, Inmaterial, de la naturaleza más simple. El es tan Bueno que sólo ama la bondad; El es tan Justo que cuando El castiga o perdona, no puede contradecírsele. En resumen, te digo, Felipe, que aquí en la tierra no lo puedes ver ni conocer perfectamente; pero en Su reino lo verás- en ti corazón- por siempre; y en ello consiste toda nuestra felicidad y gloria>>.

Felipe contestó: <<Maestro, ¿qué dices? Está escrito ciertamente en Isaías que Dios es nuestro padre; ¿cómo, entonces, no tiene hijos El?>>.

Jesús contestó: <<Están escritas en los Profetas muchas parábolas, por  lo que uno de debe tomarlos al pie de la letra, sino atender el significado; ya que todos  los Profetas, que son 144.000 -a quienes Dios envió al mundo- hablaron obscuramente. Pero después de mí vendrá el Esplendor de todos lo Profetas y santos, y arrojará luz sobre la oscuridad de todo lo que los Profetas dijeron, ya que él es el mensajero de Dios>>. Y habiendo dicho esto, Jesús suspiró y dijo: <<¡Ten piedad de Israel, Oh señor Dios!; y mira con misericordia a Abrahán y a su descendencia, para que ellos puedan servirte con corazón sincero>>.

Sus discípulos respondieron: <<¡Así sea, oh Señor, Dios nuestro!>>. Jesús dijo: <<En verdad os digo, , que los escribas y doctores han vuelto vacía la Ley de Dios con sus falsas profecías, contrarias a las profecías de los verdaderos Profetas de Dios; por lo que Dios está furioso contra la casa de Israel y contra esta generación sin fe>>. Sus discípulos lloraron al oír estas palabras, y dijeron: <<Ten piedad, oh Dios, ten piedad del templo y de la ciudad santa, y no la dejes al desprecio de las naciones. Que ellas no desprecien Tu santo Convenio>>. Jesús contestó: <<Así sea, Señor Dios de nuestros padres>>.

18.    AQUI SE MUESTRA LA PERSECUCION DE LOS SIERVOS, DE DIOS POR EL MUNDO, Y LA PROTECCION DE DIOS SALVANDOLOS.

Habiendo dicho esto, dijo Jesús: <<Vosotros no me habéis escogido, sino que yo os escogí a vosotros, para que seáis mis discípulos. Si  entonces el mundo os odia, verdaderamente seréis mis discípulos; ya que el mundo siempre ha sido un enemigo de los siervos de Dios. Recordad (a los) santos Profetas que fueron matados pro el mundo, como en el tiempo de Elías, que 10.000 Profetas fueron matados por Jezabel, en tal forma que apenas pudo escapar el pobre Elías -y 7.000 hijos de Profetas con él- escondidos pro el capitán de las huestes de Ahad. ¡Oh mundo impío, que conoces a Dios! No teméis pues, ya que los cabellos de vuestra cabeza han sido numerados para que no perezcan. Mirad las golondrinas y otras aves, de las cuales no cae una pluma si no es con el Permiso de Dios. ¿Tendrá entonces Dios más cuidado de los pájaros que del hombre, para quien El creó todo?


269