¿Hay, acaso, algún hombre que se preocupe más por su zapato que por su propio hijo? Claro que no. Ahora, ¿Cómo va a ser posible que penséis que Dios os abandonará, siendo que cuida de las aves? ¿Y para qué hablar de los pájaros? Una hoja de árbol no cae si no es por la Voluntad de Dios.

Creédme, ya que os digo la verdad, que el mundo os temerá grandemente si observáis mis palabras, ya que si él no temiera ver revelada su maldad al descubierto, no os odiaría; pero él teme que sea expuesta, por lo tanto os odiará y os perseguirá. Si viereis que el mundo se burla de vuestras, es tomado como burla por el mundo, el cual considera. Su sabiduría como locura. Si Dios soporta al mundo con paciencia poseeréis vuestra alma. Por lo tanto, si alguien os da un golpe en un lado de cara, ofrecédle el otro para que lo golpee. No paguéis mal por mal, ya que eso hacen los peores animales; mejor pagad bien con el bien. Considerad a Dios, que hace que el sol salga sobre los buenos y los malos, y similarmente la lluvia. Así debéis vosotros hacer el bien a todos; ya que está escrito en la Ley: "Sed santos, porque Yo, vuestro Dios, soy Santo; sed puros, ya que Yo soy Puro; y sed perfectos, ya que Yo soy Perfecto". Verdaderamente os digo que el siervo estudia para complacer a su amo, así que él no se pone ninguna prenda de vestir que desagrade a su amo. Vuestras ropas son vuestra voluntad a Dios, nuestro Señor. Estad seguros de que Dios odia la pompa y el lujo de este mundo, y por lo tanto, odiad al mundo>>.

19.    JESUS PREDICE QUE SERA TRAICIONADO, Y, DESCENDIENDO DE LA MONTAÑA, CURA A 10 LEPROSOS.

Cuando Jesús hubo dicho esto, Pedro contestó: <<Oh maestro, vé que nosotros hemos dejado todo para seguirte; ¿qué será de nosotros?>>.

Jesús respondió: <<Verdaderamente vosotros en el Día del Juicio os sentaréis a mi lado, dando testimonio contra las doce tribus de Israel>>.

Y habiendo dicho esto, Jesús suspiró, diciendo: <<Oh Señor, ¿qué cosa es ésta,?, pues yo he escogido a doce, pero uno de ellos es un demonio>>. Los discípulos se afligieron y apenaron pro esta palabra; por lo que el que esto escribe preguntó en secreto a Jesús, con lágrimas, diciendo: <<Oh maestro, ¿me engañará a mí Satanás, y entonces me volveré un réprobo?>>.

Jesús respondió: <<No te aflijas, Bernabé; ya que aquéllos a quienes Dios escogió antes de la creación del mundo no perecerán. Regocíjate, ya que tu nombre está escrito en el libro de la vida>>.

Jesús consoló a sus discípulos, diciendo: <<No temáis, ya que aquél que me odiará no está afligido por lo que dije, ya que él no está el sentimiento divino>>.

A estas palabras suyas los escogidos fueron consolados. Jesús hizo sus plegarias, y sus discípulos dijeron: <<Amén, así sea, Señor Dios Todopoderoso y Misericordioso>>.

Habiendo terminado sus devociones, Jesús bajó d la montaña con sus discípulos, y se encontró con 10 leprosos, los cuales gritaron desde lejos: <<¡Jesús, hijo de David, ten piedad de nosotros!>>.

Jesús le dijo que se acercaran, y les dijo: <<¿Qué queréis de mí, oh hermanos?>>.

Todos ellos gritaron: <<¡Dános salud!>>.





270