Entonces dijo Juan:<<Es muy cierto lo que dices, oh maestro; enséñanos por lo tanto la forma de llegar a esa bendita condición>>.

            Jesús respondió: "Verdaderamente os digo, uno puede alcanzar esa condición por poderes humanos, sino más bien por la misericordia de Dios nuestro Señor. Es verdad, ciertamente, que el hombre debería desear el bien para que Dios se lo dé.  Decidme, cuando estáis a la mesa, tomarías esas carnes que ni siquiera quisieseis mirar?. No, seguramente. Así os digo que vosotros deseáis la santidad, haceros santos en menos tiempo que el guiñar de un ojo, pero para que el hombre pueda ser sensible del don y del donante, nuestro Dios quiere que esperemos y pidamos.

            ¿Habéis visto a quienes practican tirar al blanco?  Seguramente tiran muchas veces en vano. Sin embargo, ello nunca desean disparar en vano, sino que siempre tienen la esperanza de dar en el blanco. Ahora haced esto, vosotros los que queráis tener a nuestro Dios en mente, y cuando olvidéis, lamentádlo; porque Dios os dará gracia para lograr todo lo que he dicho.

                        El ayuno y la vigilia espiritual están tan unidos entre sí que, si uno rompe la vigilia, inmediatamente se rompe el ayuno. Puesto que al pecar el hombre rompe el ayuno del alma, y olvida a Dios. Así es que la vigilia y el ayuno en cuanto al alma son siempre necesarios para nosotros y para todos los hombres, ya que para nadie es lícito pecar. Pero el ayuno del cuerpo y sus vigilias, creedme, no son posibles en todo tiempo, ni para todas las personas. Porque hay gentes enfermas y ancianas, mujeres encintas, hombres que son puestos a dieta, niños y otros que son de complexión débil. Puesto que ciertamente todos, así como se visten de acuerdo a su propia medida, deberían escoger su (manera de) ayuno. Porque justos como las ropas de un niño no son adecuadas para un hombre de 30 años, tampoco los ayunos y vigilias de uno son adecuadas para el otro.

CAPÍTULO 111

            Pero tened cuidado ya que Satanás usará toda su fuerza (para hacer lo que suceda) que vosotros (estéis) despiertos durante la noche, y después estés durmiendo cuando por orden de Dios deberíais estar rezando y escuchando la palabra de Dios.

            Decidme, ¿le gustaría a alguno de vosotros que un amigo suyo se comiera la carne y le diera los huesos?>>.

            Pedro contestó: <<No maestro, pues ése tal no debería ser llamado amigo, sino uno que se burla>>.

            Jesús contestó con un suspiro: <<Has dicho bien la verdad, oh Pedro, ya que verdaderamente todo el que guarda vigilia con el cuerpo más de lo que es necesario, durmiéndose o teniendo su cabeza pesada de cansancio cuando debería estar rezando o escuchando las Palabras de Dios, ese miserable se burla de Dios su Creador, y así es culpable de ese pecado.  Más aún, él es un ladrón, viendo que él roba el tiempo que debería ser dado a Dios, y lo gasta cuando, y tanto como le place.

            En un recipiente del mejor vino un hombre dio a sus enemigos a beber cuando el vino estaba en lo mejor, pero cuando el vino bajó a las heces él lo dio a su amo para que bebiera. ¿Qué, creéis, hará el amo a su sirviente cuando lo sepa todo, y el sirviente esté ante él?. Seguramente, él lo azotará y lo matará en justa indignación según las leyes del mundo. Y ahora, ¿que hará Dios al hombre que pasa lo mejor de su tiempo en negocios, y lo peor en oración y en el estudio de la Ley?. Ay del mundo, porque con esto y con mayor pecado está pensado su corazón!. Entonces, yo os digo que la risa debería convertirse en llanto, los banquetes en ayunos, y el sueño en vigilia, yo abarco en tres

329