CAPÍTULO 137

            Entonces el mensajero de Dios dirá: "Oh Señor, hay entre los fieles quienes han estado en el Infierno 70.000 años.  ¿Donde, Señor, está tu misericordia? Te ruego, Señor, que los libres de esos amargos castigos".

            Entonces Dios ordenará a los cuatro ángeles favoritos de Dios que vayan al infierno y saquen a todo el que tenga la fe de Su Mensajero, y los conduzca al paraíso. Y esto ellos harán.

            Y será tal la ventaja de la religión del Mensajero de Dios, que quienes hayan creído en él, aún cuando no hayan hecho ninguna buena obra, ya que ellos murieron en esta fe, irán al Paraíso después del castigo del que he hablado>>.

CAPÍTULO 138

            Cuando la mañana llegó, temprano, todos los hombre de la ciudad, con las mujeres y los niños, acudieron a la casa donde estaba Jesús con sus discípulos, y le rogaron diciendo: <<Señor, ten piedad de nosotros, porque este año los gusanos se han comido el grano, y no recibiremos pan alguno en nuestra tierra>>.

            Jesús contestó: <<Oh qué miedo el vuestro! ¿No sabéis que Elías, el siervo de Dios, mientras continuó la persecución de Ahab durante tres años, no vio pan, alimentándose sólo de hierbas silvestres?  David nuestro padre, el Profeta de Dios, por dos años comió frutas y hierbas silvestres, andando perseguido por Saúl, tanto que solamente dos veces comió pan él>>.

            Los hombres respondieron:  <<Señor, ellos eran Profetas de Dios, alimentados de placer espiritual, y por lo tanto ellos soportaron bien; pero ¿como vivirán estos pequeños?>>, y ellos le mostraron la multitud de sus hijos.  Entonces Jesús tuvo compasión de su miseria, y dijo:  <<¿Cuánto falta para al cosecha?>>.  Ellos respondieron: <<Veinte días>>.

            Entonces dijo Jesús: <<Ved que durante estos veinte días nos dediquemos al ayuno y la oración; ya que Dios tendrá misericordia de vosotros.  En verdad os digo, Dios ha provocado esta escasez  porque aquí empezó la locura de los  -hombres y el pecado de Israel cuando ellos dijeron que yo era Dios, o hijo de Dios>>.

            Cuando ellos hubieron ayunado por 19 días, en la mañana del vigésimo día, ellos vieron los campos y los cerros cubiertos de grano maduro.  Entonces corrieron ellos ante Jesús, y le contaron todo. Y cuando él lo hubo oído Jesús le dio las gracias a Dios, y dijo:  <<Id, hermanos, recoged el pan que Dios os ha dado>>.  Los hombres recogieron tanto grano que no sabían donde almacenarlo; y esto fue la causa de plenitud en Israel.

            Los ciudadanos se aconsejaron a poner a Jesús como rey de ellos; sabiendo lo cual él huyó de ellos.  Por lo tanto los discípulos anduvieron buscándolo durante quince días. 

CAPÍTULO 139

            Jesús fue hallado por el que escribe, y por Santiago con Juan.  Y ellos, llorando, dijeron: "Oh maestro, ¿por qué escapaste de nosotros ? Te hemos buscado penando; sí todos los discípulos te buscan llorando", Jesús contestó: "Huí porque supe que una hueste de demonios está preparando para mí lo que en corto tiempo veréis.  Porque se levantarán contra mí los jefes de los sacerdotes con los


349