Los soldados contestaron: <<Ten cuidado de como hablas, porque si tratas con desprecio a nuestros Dioses nosotros tres pondremos en manos de Herodes, el cual tomará venganza por nuestros Dioses, los cuales son omnipotentes>>.

            Jesús contestó: <<Si ellos son omnipotentes como decís, perdonadme, ya que yo os adoraré>>.

            Los soldados se alegraron al oír esto, y empezaron a ensalzar a sus ídolos.

            Entonces dijo Jesús: <<Aquí no hay necesidad de palabras sino de obras; haced entonces que vuestros Dioses creen una mosca, y yo los adoraré>>.

            Los soldados se desanimaron al oír esto, y no supieron que decir, así que Jesús dijo: <<Seguramente, viendo que ellos no hacen una simple mosca de la nada, yo por ellos no abandonaré al Dios que creó todo con una sola palabra; cuyo nombre solo atemoriza ejércitos>>.

            Los soldados contestaron: <<Adonai Sabaoth!<<. Y entonces de inmediato los soldados rodaron fuera del Templo como una rueda barriles de madera cuando se lavan para llenarlos con vino; tanto que sus cabezas y pies golpearon el suelo, y eso sin que nadie los tocara.

            Y ellos se asustaron tanto y huyeron de tal manera que nunca más volvieron a ser vistos en Judea.

CAPÍTULO 153

            Los sacerdotes y fariseos murmuraron entre sí y dijeron: <<El tiene la sabiduría de Baal y Astaroth, y así por el poder de Satanás él ha hecho esto>>.

            Jesús abrió la boca y dijo: <<Nuestro Dios ordenó que no robemos los bienes de nuestro prójimo. Pero este sencillo precepto ha sido tan violado y abusado que ha llenado el mundo de pecado, y tal (pecado) que nunca será perdonado como otros pecados son perdonados: ya que para todo otro pecado, si un hombre lo lamenta y ya no  lo comete, y ayuna con oración y limosnas, nuestro Dios, Poderoso y Misericordioso, lo perdona. Pero este pecado es de tal clase que nunca será perdonado, excepto si lo que fue tomado injustamente es restituido>>.

            Entonces dijo un escriba: <<Oh maestro, ¿cómo ha llenado al mundo de pecado el robo? Seguramente ahora, por la gracia de Dios, hay sólo unos pocos ladrones, y ellos no pueden dejarse ver sino que son inmediatamente colgados por los soldados>>.

            Jesús respondió: <<El que no conoce los bienes, ellos (sic) no pueden conocer a los ladrones. No, en verdad os digo que muchos roban que no saben lo que hacen, y por lo tanto el pecado de ellos es mayor que el de los demás, porque la enfermedad que no es conocida no es curada>>. 
Entonces los fariseos s acercaron a Jesús y dijeron: <<Oh maestro, ya que tu solo en Israel conoces la verdad, enséñanos>>.

            Jesús respondió: <<Yo no digo que yo solo en Israel conozca la verdad, porque esta palabra "sólo" pertenece sólo a Dios y no a otros. Porque el es la verdad, el cual solo conocer la Verdad. Por lo tanto, si yo dijese eso yo sería un mayor ladrón, ya que yo estaría robando el honor de Dios. Y al decir que sólo yo conozco a Dios yo estaría cayendo en una ignorancia mayor que todos. Vosotros,


360