Mensajero de Dios venga al mundo, si él concibiese amor al mal mundo, seguramente Dios le quitará a él todo lo que El le dio cuando El lo creó, y lo condenaría: tan grandemente contrario al mundo es Dios>>.

CAPÍTULO 159

            Los discípulos contestaron: <<Oh maestro, sumamente grandes son tus palabras, así que ten misericordia de nosotros, ya que no lo entendemos>>.

            Dijo Jesús: <<¿Creéis acaso que Dios creó a Su Mensajero para que fuera un rival, que quisiera hacerse a sí mismo igual a Dios? Seguramente no, sino más bien como un buen esclavo, que no querría lo que su Señor no quisiese. Vosotros no sois capaces de entender esto porque no sabéis qué cosa es el pecado. Por lo tanto escuchad a mis palabras. En verdad, en verdad os digo, que el pecado no puede surgir en el hombre sino como una contradicción a Dios, ya que solamente es pecado lo que Dios no desea: tanto que todo lo que Dios quiere es lo más ajeno al pecado. Por lo tanto si nuestros sacerdotes y el sumo sacerdote, con los fariseos, me persiguieran porque las gentes de Israel me llamaron Dios, ellos estarían haciendo una cosa que agrada a Dios, y Dios los recompensaría; pero como ellos me persiguen por una razón contraria, ya que ellos no querrán que yo diga la verdad acerca de como han contaminado ellos el libro de Moisés y el de David, Profetas y amigos de Dios, con sus tradiciones, y por lo tanto me odian y desean mi muerte -así que Dios los aborrece.

            Decidme -Moisés mató hombres y Ahab mató hombres- ¿es esto en cada caso asesinato? Ciertamente no; porque Moisés mató a los hombres para destruir el culto al verdadero Dios y para conservar la idolatría. Por lo tanto a Moisés el dar muerte a hombres le fue convertido en un sacrificio, mientras que a Ahab le fue convertido en sacrilegio: tanto que una y la misma acción produjo estos dos efectos contrarios.

            Como que Dios vive, ante cuya Presencia mi alma comparece, si Satanás hubiera hablado a los ángeles para ver cómo amaban ellos a Dios, él no habría sido rechazado por Dios, pero como él buscó alejarlos de Dios, por lo tanto él es un réprobo>>.

            Entonces contestó el que escribe: <<¿Cómo, entonces, ha de entenderse lo que fue dicho por Miqueas, el Profeta, acerca de la mentira que Dios ordenó que fuese dicha por boca de los falsos Profetas, como está escrito en el libro de los reyes de Israel?>>.

            Jesús contestó: <<Oh Bernabé, recita brevemente todo lo que se trató, para que podamos ver la verdad claramente>>.

CAPÍTULO 160

            Entonces dijo el que escribe: <<Daniel el Profeta, describiendo la historia de los reyes de Israel y sus tiranos, escribió así: El rey de Israel se unió con el rey de Judá para pelar contra los hijos de Belial (o sea, los impíos) que eran los amonitas. Entonces Josafat, rey de Judá, y Ahab, rey de Israel, estando ambos sentados en un trono en Samaría, se presentaron allí ante ellos 400 falsos Profetas, quienes dijeron al rey de Israel: "Levante contra los amonitas, ya que Dios te los entregará en las manos, y tú dispersarás a Amón".

            Entonces dijo Josafat: ¿Hay aquí algún Profeta del Dios de nuestros padres?".


365