Entonces se enfureció el sumo sacerdote, al oír esto, y gritó: Lapidemos a este hombre impío, porque él es un ismaelita, y ha blasfemado contra Moisés y contra la Ley de Dios.Entonces cada escriba y fariseo, con los ancianos del pueblo, recogieron piedras para apedrear a Jesús, el cual se esfumó ante sus ojos y salió del templo. Y entonces, debido al gran deseo que tenían de matar a  Jesús, ciegos de furia y odio, se golpearon unos a otros de tal manera que murieron allí mil hombres; y contaminaron el santo templo. Los discípulos y creyentes, quienes vieron a Jesús salir del templo, lo siguieron a casa de Simón.

            Entonces Nicodemo llegó allí y le aconsejó a Jesús que saliera de Jerusalén y fuera más allá del arroyo del cedrón, diciendo: Señor yo tengo un jardín con una casa más allá del arroyo del Cedrón. Te ruego, por lo tanto, que vayas allí con algunos de tus discípulos, para permanecer allí hasta que haya pasado este odio de los sacerdotes; ya que proveeré lo que sea necesario para vosotros. Y deja a la multitud de tus discípulos aquí en la casa de Simón y en mi casa, ya que Dios proveerá para todos. Y esto hizo Jesús, queriendo sólo tener consigo a los doce primeros llamados apóstoles.

CAPÍTULO 209

            En ese tiempo, mientras la Virgen María, madre de Jesús, estaba parada en oración, el ángel Gabriel la visitó y le narró la persecución de su hijo, diciendo: No temas, María porque Dios lo protegerá del mundo. Así que María, llorando, partió de Nazaret, y vino a Jerusalén a la casa de María Salomé, su hermana, buscando a su hijo.

            Pero como él se había retirado secretamente más allá del arroyo del Cedrón, ella ya no pudo volver a verlo en este mundo; excepto después del acto de vergüenza, ya que entonces el Angel Gabriel, con los ángeles Miguel Rafael, y Uriel, por orden de Dios lo llevaron ante ella.

CAPÍTULO 210

            Cuando el Templo cesó la confusión por la partida de Jesús, el sumo sacerdote subió a lo alto, y habiendo hecho señal de silencio con sus manos, él dijo: Hermanos qué hacemos? No veis que él ha engañado al mundo entero por medio de sus artes diabólicas? Ahora, cómo desapareció él, si no es un mago?.

            Seguramente si él fuera un santo y Profeta, él no blasfemaría contra Dios y contra Moisés su siervo , y contra el Mesías, el cual es la esperanza de Israel. Y qué diré? El ha blasfemado a todo nuestro sacerdocio, así que verdaderamente os digo, si él no es eliminado del mundo Israel será contaminado, y nuestro Dios nos entregará a las naciones. Mirad ahora, cómo por culpa suya este Templo santo ha sido contaminado.

            Y de tal manera habló el sumo sacerdote que muchos abandonaron a Jesús, así que la persecución secreta se convirtió en abierta, tanto que el sumo sacerdote fue en persona a ver a Herodes, y al gobernador romano, acusando a Jesús de que él quería hacerse rey de Israel, y de esto ellos tenían falsos testigos. Entonces se celebró un consejo general contra Jesús, puesto que el decreto de los romanos los hacía temer. Porque así fue dos veces que el Senado Romano había emitido un decreto acerca de Jesús de Nazaret Profeta de los judíos, ya fuera Dios o hijo de Dios; en el otro prohibía, bajo sentencia capital, que cualquiera dispusiese acerca de Jesús de Nazaret, Profeta de los judíos. Así, que por esta causa, había gran división entre ellos. Algunos querían que escribiese otra vez a Roma contra Jesús; otros decían que debían dejar a Jesús en paz, sin importar lo que dijera, como un tonto, otros apelaban a los grandes milagros que él obraba.

392